19 julio, 2024
Política

Carlos Fernando Motoa radicó proyecto de ley para sancionar y regular el uso de biopolímeros en el país

A la Comisión Primera del Senado, el senador de Cambio Radical Carlos Fernando Motoa radicó la ponencia del proyecto de ley que busca regular y sancionar el uso de biopolímeros en Colombia. “Acabamos de radicar la ponencia para primer debate en el Senado de un proyecto de ley que busca crear el tipo penal de lesiones personales por uso de sustancias modelantes no permitidas (biopolimeros). Vamos a establecer sanciones, responsabilidades y multas a las personas que indebidamente aplican estas sustancias”, dijo Motoa.

De igual forma, el senador indicó que el proyecto tendrá un articulado en el que se establezca la obligatoriedad para los planes de salud de incluir apoyo a las víctimas en materia psicológica, para que se atienda el diagnóstico y posterior tratamiento.

“Que los medicamentos sean a cargo del sistema de salud en Colombia. Igualmente, se van a crear unos compromisos al Ministerio de Salud para regular, mirar en detalle quién compra y comercializa estas sustancias modelantes. Un proyecto de ley que busca proteger a los ciudadanos, que busca desterrar el uso de biopolimeros en el país”, aseveró el congresista.

Pero, el punto más importante de este proyecto de ley es que de aprobarse se crearía el delito de lesiones con sustancias modelantes. También se crearían medidas de atención a las víctimas junto con estrategias preventivas, y se crearía un registro de centros de ventas y listado de profesionales e instituciones habilitadas para practicar procedimientos estéticos.

“Hemos conocido casos terribles, muchas víctimas caen en depresión, los procesos de recuperación son lentos y queremos con este proyecto eliminar la utilización de biopolímeros en las personas que caen en engaños al aplicarse esta sustancia modelante no permitida”, dijo el senador.

Justamente, Elizabeth Loaiza, una de las modelos más reconocidas de Colombia, tiene grandes afectaciones por cuenta de esta sustancia. Ahora, tras someterse a la respectiva operación para retirar los sintéticos de su cuerpo, tomó valor y mostró las cicatrices que le quedaron, a través de varios videos compartidos en su cuenta de Instagram, pues también lleva a cabo una campaña en contra de los responsables, no solo de su operación, sino de todas aquellas que han llegado a dañar la vida de decenas de mujeres.

“Lo estético, los morados, los huequitos o la deformidad, van y vienen… al fin y al cabo eso se reconstruye pero, ¿qué me dicen de las personas que los biopolímeros les han migrado a los pulmones pudiendo respirar solo por la tráquea, a la columna, al cerebro dejándolas en coma?”, cuestionó hace algunos meses.

De igual manera, la modelo caleña manifestó en aquella ocasión que quiso retirar la extraña sustancia por medio de una cirugía cerrada, la cual se practicó hace un año y medio, aunque admite que “no sirvió sino para sacar la grasa buena que tenía, hacer necrosis de piel en una parte de las nalgas, matar el tejido, quemarme y regar biopolímeros a las caderas, a la parte de atrás de las piernas y a la espalda”.

En ese sentido, admitió también que de haber sabido las consecuencias de este primer procedimiento, hubiera decidido desde el primer día tener su “chamba”, como le dice de cariño a su cicatriz, la cual mostró sin filtros en unas recientes publicaciones que compartió a través de su cuenta de Instagram.

En dicho posteo, la caleña aprovechó para enviar un profundo mensaje a “las mujeres reales”, algo que, según ella, “han vendido en los cuentos de hadas, en las revistas, en las redes y en casi todo el mundo”. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *