21 mayo, 2024
Política

Por falta de quórum, se enreda nuevamente la reducción de salario de los representantes y senadores

A pesar de que varios congresistas han afirmado su acuerdo con la reducción de al menos el 50% de sus salarios y han presentado propuestas en esa dirección, cuando uno de esos proyectos avanza, se han presentado obstáculos en el Congreso que impiden que estas propuestas se conviertan en leyes.

Desde el 20 de julio de 2022, solo una propuesta ha logrado avanzar en su primer debate. Este proyecto pertenece al senador Jota Pe Hernández (del partido Alianza Verde), quien propone, entre otros aspectos, la eliminación de la prima especial que los congresistas reciben.

Cabe recordar que el salario de los miembros del Congreso se compone de tres partes según la ley: la asignación básica, los gastos de representación y la prima especial de servicios, que sumados ascienden a $43.418.548, según el último ajuste.

Aunque la propuesta del senador de la Alianza Verde fue aprobada en la Comisión Primera del Senado, actualmente está estancada en la plenaria. A pesar de contar con el respaldo de las mayorías, el debate ha sido postergado en tres ocasiones.

En la sesión del martes 15 de julio, la discusión y votación del proyecto estaba programada como cuarto punto, pero después de aprobar otros tres proyectos y cuando llegó el turno de la propuesta de reducción salarial, el quórum se disolvió y la vicepresidenta del Senado, María José Pizarro, tuvo que suspender la sesión.

“Como senadora, reitero mi apoyo a esta iniciativa, cuyo debate estaré dirigiendo. Acompaña la bancada del Pacto Histórico, presente en el recinto”, comentó Pizarro minutos antes de levantar la sesión.

Hernández también expresó su frustración en Twitter: “Justo cuando llega el debate de salarios, entonces ahí se van los senadores y rompen el quórum. Mañana arrancamos con este debate como primer punto del orden del día”.

El debate en el Senado estaba programado inicialmente para el martes 8 de agosto, pero fue aplazado para el miércoles 9 de agosto debido a la cancelación de la plenaria por el paro de taxistas.

Si el proyecto es aprobado en la plenaria del Senado, aún deberá superar otros dos debates en la Cámara de Representantes, donde, según su autor, ha habido voces que buscan hundirlo.
Así ha cambiado el sueldo de los congresistas en relación con el salario mínimo en Colombia

En diferentes gobiernos y campañas uno de los temas ha sido el salario de los parlamentarios en el país, pues algunos de los políticos prometen la reducción del sueldo de los legisladores, pero hasta el día de hoy no ha sucedido y, en cambio, sigue aumentando por cuenta de los decretos que solo va creando una brecha más lejana entre el salario mínimo de los ciudadanos y el gran sueldo de los representantes y congresistas. Aquí le contamos la diferencia sustancial con el último aumento que fue firmado por el presidente Gustavo Petro.

Antes de que se acabará el año 2022, el mandatario dio a conocer un decreto en el que se anunciaba que los legisladores recibirían un aumento del 7,26%, que como resultado dejó el sueldo de los senadores y representantes en $37,8 millones, pues la ley señala que estos tiene derecho a los siguientes conceptos: los gastos de representación y una prima de localización, vivienda y transporte, y finalmente una prima de servicios.

Y es que tras saber la cifra que ganan los parlamentarios mensualmente, los ciudadanos se sorprenden teniendo en cuenta varios factores: por un lado, los meses de descanso, que sobrepasan por mucho el promedio de vacaciones de los ciudadanos; el ausentismo de algunos de los políticos en debates y otros factores. Además, de la gran diferencia del sueldo normal de un ciudadano de a pie al del congresista, pues recordemos que para este 2023 el salario mínimo quedó en $1.160.000, además, de $140.000 de auxilio de transporte, lo que lleva a este a tocar los $1.300.000.

Ahora bien, la diferencia entre ambos sueldos es abismal, pues un congresista mensualmente está ganando 36,5 millones de pesos más que la mayoría de los colombianos, esto sin tener en cuenta las personas que viven de la informalidad o los que devengan menos de un salario mínimo mensual.

La revista Semana señaló, también, que este no es el único problema entre la diferencia de un sueldo a otro, sino que desde 1991, año en el que salió la ley de regulación del sueldo de los congresistas hasta el día de hoy, es evidente que el sueldo que más a aumento y por mucho es el de los políticos que ocupan estos cargos.

“La situación es aún más dramática si se analiza en términos de porcentaje: desde 1991, el mínimo ha aumentado 1.833 %, mientras que el sueldo de los congresistas se ha incrementado 5.200 %.”, puntualizó el medio colombiano en su análisis, sumado a que es el país de la región con mayor brecha entre estos dos sueldos, superando a Perú, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Argentina, entre otros. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *