22 junio, 2024
Nacional

Petro responsabilizó a la “codicia inmobiliaria” de las inundaciones en Barranquilla

Varias emergencias se presentaron el 30 de mayo de 2024 en Barranquilla (Atlántico), donde fuertes lluvias desataron inundaciones y corrientes de agua. En el norte de la ciudad, específicamente en la carrera 50 con calle 85, por lo menos ocho carros y hasta dos buses del transporte público quedaron atrapados por la creciente súbita de un arroyo; incluso, en un video que circula en redes sociales se ve a un hombre intentando cruzar en medio de la inundación.

Las precipitaciones también afectaron a los conductores de un automóvil y de un taxi que se movilizaban por una vía del barrio Los Andes, ubicado en el suroccidente de la ciudad. Al llegar la corriente, los arrastró hasta un muro de contención, según detalló Blu Radio. Los ciudadanos que ocupaban los vehículos no resultaron afectados y los bomberos lograron sacar los carros, que presentaron algunos daños.

En otras zonas de la ciudad, algunos árboles se cayeron, los bomberos tuvieron dificultades para atender las emergencias por falta de herramientas necesarias para ello. De acuerdo con el bombero de la estación Ciudadela José Velásquez, tuvieron que recurrir a machetes porque no contaban con motosierras para cortar los árboles. “Necesitamos actualmente herramientas con alta tecnología, más precisa y con capacidad”, indicó el bombero, citado por El Heraldo.

El presidente Gustavo Petro se refirió a estas emergencias, indicando que las acciones humanas podrían ser las responsables de este tipo de situaciones. “Liberar los espacios del agua y no ir contra el agua. La codicia inmobiliaria lleva a enfrentar la naturaleza y siempre, la naturaleza gana”, aseguró el primer mandatario en su cuenta de X (antes Twitter).

La liberación de espacios de agua es un punto que ya había tratado el primer mandatario en la Asamblea de damnificados de La Mojana, llevada a cabo el 17 de mayo de 2024. En la región, por lo menos 400 familias, más de 30.000 hectáreas de cultivos y 50.000 reses resultaron afectadas por el desbordamiento del río Cauca, que se produjo por el rompimiento del dique en Caregato.

Desde allí, explicó que para evitar emergencias relacionadas con inundaciones, daños materiales y pérdidas humanas, se hacía necesario organizarse sin afectar las fuentes de agua. “Adaptarse significa ordenarse alrededor del agua y liberar los espacios del agua. Ojo, no es encarcelar el agua, porque produce un efecto peor”, aseveró el jefe de Estado en ese momento.
¿Qué pasa en Barranquilla?

Los ciudadanos se quejaron de la situación y cuestionaron al alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, por las constantes inundaciones que se presentan cada que hay lluvias fuertes en la ciudad. Algunos alegaron que hace falta canalizar varios arroyos, cuyas crecientes terminan generando estragos con las fuertes precipitaciones, poniendo en riesgo la vida de los habitantes.

En noviembre de 2023, el Distrito informó que en 16 años ya se habían canalizado decenas de kilómetros de arroyos. “Fueron 70 kilómetros lineales de arroyos que demandaron una inversión superior al billón de pesos. Un total de 25 kilómetros, algo así como el 36 %, son canalizaciones subterráneas tipo box-culvert; es decir, van por debajo de la vía, como las de la calle 84 y la de la carrera 21″, indicaron desde el distrito, citado por El Heraldo.

No obstante, para entonces todavía faltaban 51 arroyos por ser intervenidos, cuyas distancias equivalen a 30.790 metros. Algunos de los arroyos en cuestión son La Chinita, 7 de Abril 3, El Santuario, Corinoco, Base Naval, Lipaya, y La Paz.

“Cada vez la situación es más lamentable y es por eso que los gobiernos deben entender que se deben disponer de recursos suficientes para acabar con esta problemática. Es de carácter urgente”, aseveró el ciudadano Carlos Martínez, que justamente transitaba entonces por la calle 85 con carrera 50, que el 30 de mayo de 2024 resultó inundada y dejó atrapados a varios conductores. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *