Las fricciones en torno a China marcan la agenda en la reunión de cancilleres del G7

Las tensiones en torno a China marcan la agenda de la cumbre de los cancilleres del Grupo de los Siete (G7), señaló un alto funcionario del Departamento de Estado a la agencia Bloomberg.

Durante el encuentro, que arrancó este domingo y se prolongará hasta el próximo martes en la ciudad japonesa de Karuizawa, los cancilleres del bloque, compuesto por EE.UU., Japón, Alemania, Francia, el Reino Unido, Canadá e Italia, centrarán sus discusiones en la cuestión de Taiwán, en el contexto de los recientes ejercicios militares chinos a gran escala, que incluyeron un bloqueo naval y aéreo de la isla considerada por Pekín como parte de su territorio.

Las maniobras fueron una respuesta al encuentro entre la líder taiwanesa, Tsai Ing-wen con el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Kevin McCarthy, en el que se abordó la cuestión de los suministros de armas a Taipéi.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, que a inicios de abril llegó a China en una visita de Estado, señaló que la Unión Europea debe optar por una política más independiente respecto de EE.UU., así como por mantenerse al margen de la confrontación entre Pekín y Washington sobre Taiwán, lo que evidenció divisiones dentro del bloque comunitario.

Desde Bloomberg estiman que “el cortejo” de Macron a su homólogo chino, Xi Jinping, contrasta con el viaje realizado esta semana por la ministra de exteriores alemana, Annalena Baerbock, que, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo chino, Qin Gang, dijo que una escalada militar en el Estrecho de Taiwán sería un “escenario de horror para mundo entero”.
Otros temas de la agenda

Además de Taiwán, los cancilleres del G7 intentarán sincronizar sus enfoques hacia China en materias como los derechos humanos, la coerción económica, así como las medidas que emprende Washington para restringir el acceso de Pekín a tecnologías de punta como microchips, recoge la agencia.

También se abordará el conflicto en Ucrania y los esfuerzos occidentales para garantizar que Kiev, que se prepara para una contraofensiva, disponga de suficientes armas, señaló la fuente a Bloomberg. Asimismo, los ministros discutirán sobre Corea del Norte y buscarán vías para reforzar los lazos con países del sudeste asiático, así como con el formato del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral, conocido como Quad e integrado por Australia, la India, Japón y EE.UU.

Por otra parte, los cancilleres del G7 intercambiarán opiniones sobre cómo el bloque puede incrementar sus inversiones en la infraestructura global en naciones en vías de desarrollo en Asia, África, Oriente Medio y América Latina. La fuente del medio indicó que se planean varios anuncios sobre esta tématica en particular durante la cumbre de los líderes del G7, programada para mayo en la ciudad de Hiroshima.
Filtraciones de documentos secretos de EE.UU.

La reunión de cancilleres tiene lugar en un contexto geopolítico en el que se siguen analizando las repercusiones de la filtración de una serie de documentos secretos del Pentágono y las agencias especiales de Washington. Entre otras cuestiones, se destapó el espionaje de EE.UU. a Corea del Sur, Israel y Ucrania.

Sin embargo, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, que canceló su planeada visita a Pekín a raíz del incidente con el globo aerostático chino en febrero, restó importancia a los temores a que la filtración pueda sembrar incredulidad dentro del G7. “Basándome en las conversaciones que tuve, no escuché nada que pudiese afectar nuestra cooperación con aliados y socios”, dijo Blinken durante su visita a Hanói, capital de Vietnam.

En cambio, Politico reportó esta semana, citando varias fuentes gubernamentales de distintos países, que altos funcionarios de EE.UU. se apresuran a tranquilizar a sus aliados “frustrados y confusos” por la filtración. Con RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *