21 mayo, 2024
Economía

La Fed y los bancos centrales de varios países aumentarán el flujo de dólares al sistema financiero global

La Reserva Federal, el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá, el Banco de Japón, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Suiza acordaron el domingo pasado aumentar el flujo de dólares al sistema financiero global mediante mecanismos de líneas ‘swap’ (convenios de intercambio monetario entre dos bancos centrales).

Según un comunicado conjunto, la medida “sirve como un respaldo de liquidez importante para aliviar las tensiones en los mercados financieros globales, ayudando así a mitigar los efectos de esas tensiones en la oferta de crédito para hogares y empresas”. Las operaciones comienzan este lunes y se prolongarán hasta fines de abril.

Comentarios de expertos

Para el BCE y el Banco de Suiza son muy necesarias las inyecciones de liquidez, afirmó Alicia García Herrero, economista principal para Asia-Pacífico en el banco de inversiones Natixis SA, citada por Bloomberg. Además, sostuvo que si bien en el 2008 la Reserva Federal tardó mucho tiempo responder ante la situación, en marzo de 2020 y en 2023 fue más rápida.

Mientras tanto, Hirofumi Suzuki, analista del banco Sumitomo Mitsui Banking Corp., indicó que los “bancos centrales y autoridades tuvieron razón al tomar medidas rápidas antes de que abrieran los mercados de Asia”. “Sin embargo, esas medidas por sí solas no pueden borrar las preocupaciones de los mercados. Un evento clave es, obviamente, la reunión de la Reserva Federal de esta semana. Los actores del mercado estarán atentos a cómo los mercados financieros, actualmente desestabilizados, afectan al ritmo de subidas de tipos [de interés]”, añadió.

  • El 10 de marzo, el sistema bancario estadounidense experimentó la quiebra más grande desde la crisis financiera de 2008: Silicon Valley Bank (SVB), el decimosexto banco más grande del país, colapsó después de que los depositantes, en su mayoría vinculados con el sector de la tecnología y empresas respaldadas por capital de riesgo, retiraran su dinero a medida que se extendía la preocupación por la crisis dentro de la entidad.
  • Dos días más tarde, los reguladores cerraron el Signature Bank, con sede en Nueva York, debido a riesgos sistémicos y con el fin de evitar un contagio en el sector.
  • La semana pasada Credit Suisse, el segundo banco más grande de Suiza, sufrió pérdidas significativas a raíz de la crisis bancaria que afecta a EE.UU. y después de que su principal accionista, el Saudi National Bank, anunciara que no inyectaría más dinero a la entidad.
  • En este contexto, el banco central suizo se vio obligado a prestar 50.000 millones de francos (unos 53.600 millones de dólares) a Credit Suisse. No obstante, la financiación otorgada por el regulador no logró estabilizar el precio de las acciones de la entidad financiera.
  • Mientras tanto, el mayor banco suizo UBS compró Credit Suisse por un valor total de unos 3.240 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *