La crisis migratoria y el fentanilo sobre la mesa en la visita de Blinken a México

Una comitiva estadounidense de alto nivel, encabezada por el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, arribó la tarde del miércoles a México como parte de una agenda que contempla una reunión con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para tratar la crisis del fentanilo y la situación migratoria en la frontera común.

La noche del miércoles, el secretario estadounidense participó en un encuentro híbrido con la canciller mexicana, Alicia Bárcena, y los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, Álvaro Leyva, y de Panamá, Janaina Tewaney.

El viaje de Blinken se enmarca en el Diálogo de Alto Nivel sobre Seguridad (DANS), que se llevará a cabo este jueves en la capital mexicana. El funcionario norteamericano está acompañado por el secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorkas; el fiscal general, Merrick Garland; y la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Elizabeth Sherwood-Randall.
Presión de Washington

La visita de los altos funcionarios estadounidenses a México tiene entre sus puntos principales atender el tema migratorio y la crisis del fentanilo en EE.UU.

De acuerdo con el fiscal Garland, se prevé que discutan “las amenazas más emergentes y urgentes que enfrentan nuestros países”. En el caso de EE.UU., “desbaratar los violentos cárteles que fabrican y trafican fentanilo estará en lo más alto de la lista” de prioridades.

En 2021, EE.UU. registró más de 106.000 muertes por sobredosis de drogas. Las autoridades norteamericanas han mostrado especial preocupación por el extendido consumo del fentanilo, un opioide sintético que es entre 50 y 100 veces más potente que la morfina.

Es en este marco que el Gobierno de Joe Biden ha presionado a México para exigir una mayor colaboración en la interrupción del suministro de fentanilo, a la vez que Washington se ha enfocado en aumentar las sanciones contra integrantes de organizaciones criminales, principalmente el Cártel de Sinaloa y la facción de ‘Los Chapitos’.

En materia migratoria, López Obrador ha exhibido que los políticos demócratas y republicanos utilizan el tema de la supuesta crisis en la frontera con “fines politiqueros, electorales”.

La crítica de López Obrador a la presión de Washington cobra mayor relevancia cuando México colabora en la lucha contra las drogas —más de 7.600 kilogramos de fentanilo y 470.000 kilos de metanfetamina decomisados desde diciembre de 2018— y en atender la crisis migratoria —con el despliegue de 34.069 agentes de las Fuerzas Armadas en las fronteras sur y norte del país—. Con RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *