Esposa de Darío Gómez afirmó que le embargaron la cama en la que dormía con el cantante

Desde hace semanas se vive una disputa entre Catalina Gómez, hija de Darío Gómez y la última esposa que tuvo el artista, identificada como Johana Vargas, que según la primogénita del cantante era una prima suya y sobrina del intérprete de Sobreviviré y Sin amor también se vive.

“Primero: a Darío lo respetas, que sea en las condiciones que sea, lo que quieras creer o no es tu problema. Darío me escogió a mí para compartir su vida y eso no te tiene que importar, lo vivimos él y yo, nadie más”, fue la respuesta que entregó Vargas a las declaraciones de Gómez, en la que agregó que la exesposa del cantante le fue infiel con un primo de ella.

Otro de los puntos que desmintió Johana Vargas es el que sea sobrina del cantante, ya que indicó que es hija adoptiva de la hermana de Darío, Miriam Gómez, a quien siempre reconoció como su madre de crianza: “Sí tengo el apellido Gómez, nunca lo he negado… Miriam es mi mamá, aunque no sea la biológica”.

En medio de la disputa a través de redes sociales, la pareja sentimental del cantante respondió durante una transmisión en vivo que hizo en su cuenta de Instagram, en la que reveló algunos detalles de su romance con Gómez. Algo que llamó la atención en su confesión, tuvo que ver con la demanda de la hija de Darío Gómez por haberse llevado la cama que compartió con el cantante.
Te puede interesar: Hija de Darío Gómez asegura que su padre se le manifestó: “Yo creí que estaba loca”

“Una cama que compartí con Darío durante más de 10 años y ellos eran los que tenían que decidir si me la traía o no. O sea, es que es mi cama. Eran mis cosas. Es que era mi cama, era mi televisor que yo tenía con Darío. Las sábanas, las cobijas, las toallas, lo que yo haya tenido con él, era mío”, expresó la esposa del fallecido.

Vargas aseguró que Catalina Gómez la acusó de ser una ladrona por llevarse la cama que compartió con su esposo y es de ella: “tengo en este momento una demanda de parte de Catalina, Olga Lucía y los demás, que porque la cama les pertenece”.

Finalmente, sobre este tema lanzó una pregunta cargada con ironía, pues no entiende el motivo de la demanda en su contra y si la cama tendría que habérsela cedido a Olga Lucía, de quien se separó Darío hace varios años.

“Resulta que ahora esa cama que yo compartí con Darío durante tantos años les pertenece a ellos. O sea, así como los perritos, ‘dejar llevárselos’. No. Para nada. Aquí no tenían que decir nada por que, los perritos eran míos”.

Ahora, cuando está a punto de cumplirse un año de su muerte, su hija Catalina Gómez hizo una fuerte revelación, puesto que a través de sus redes sociales mencionó que la mujer tenía un grado de parentesco con su papá. Durante una sesión de preguntas y respuestas en su cuenta de Instagram, un seguidor le preguntó cómo era su relación con la última mujer de su papá, a lo que esta respondió señalando que era sobrina de él y prima de ella:

“Pregúntenle a ella. Ella no se llama solo Nini Johana Vargas, ella también es Gómez. Ella es sobrina de mi papá. Es hija de una hermana de mi papá que se llama Miriam Gómez. Ella tiene tres hermanos a quienes mi mamá y mi papá, desde muy chiquiticos, les dieron una finquita en La Tebaida (Quindío). Les tendieron una mano, y ella pagándoles a mis papás, se les metió en el hogar desde los 15 años, con lo que no voy”. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *