12 junio, 2024
Política

Elecciones 2023: por qué se dice que en Colombia hay un nuevo centro

El país dio un giro político tras las elecciones regionales, pues en las principales capitales y, con una cantidad de votos generosa, fueron elegidos mandatarios de centro y centroderecha, algunos de ellos reconocidos por ser duros críticos de Petro, y otros, en todo caso, por tener grandes diferencias con él y su Gobierno.

Los alcaldes Carlos Fernando Galán (Bogotá), Federico Gutiérrez (Medellín), Alejandro Éder (Cali) y Alejandro Char (Barranquilla) tienen en común que llegarán a sus cargos con el mandato de resolver de manera urgente los graves problemas de seguridad y movilidad que enfrentan cada una de las ciudades.

Para algunos analistas, la elección de estos candidatos como mandatarios significa una derrota para el gobierno Petro, ya que muchos ganaron con banderas contrarias a las ideas del primer mandatario.

De hecho, en el caso de Galán en Bogotá, habló y rechazó la idea del Presidente de cambiar la primera línea del metro, cuya construcción ya va por el 25%.

En la ciudad no valieron las intromisiones del presidente Petro, ofreciendo incluso financiar el 100% de la primera fase, siempre y cuando se cumpliera su idea de incluir un tramo subterráneo para usar los estudios que, supuestamente, hizo en su época de alcalde.

Además, la postura de Bogotá no solo quedó expuesta con los 1.497.596 votos (49,02 %) obtenidos por Galán. También se mostró tras dejar a Juan Daniel Oviedo en segundo lugar con 614.233 votos (20,10 %), quien hizo una campaña no polarizada y solicitó dar soluciones a los problemas puntuales de los capitalinos.

Por su parte, el candidato del gobierno, Gustavo Bolívar admitió que el Pacto Histórico recibió un castigo en las urnas.

El país se inclino a la centro-derecha

Asimismo, los ganadores de las principales ciudades lograron consensos en las urnas entre el centro y la derecha, una ganadora que sorprendió pero se esperaba. Lo anterior permite entender que si los vencedores se unen en un solo bloque impondrían una nueva dinámica desde las regiones que podría presionar al presidente Petro para que deje de lado sus sesgadas opiniones.

El primer mandatario sabe lo que los resultados de los comicios le implican a su mandato, por eso buscará un diálogo con los mandatarios elegidos porque entiende que el cambio en el mapa político le implica una modificación de su estrategia si quiere que sus reformas sociales avancen.

Por otro lado, se debe considerar que si el gobierno central no busca crear una buena relación con los mandatarios de las diferentes regiones podría fracturar al país ya que es desde la presidencia que se financian los diferentes proyectos políticos, pues por un lado, habrá un gobierno central muy solo y unas regiones empoderadas desde las urnas. En cualquier caso, los colombianos serían los grandes perdedores.

Ya no más división

Con el resultado de las elecciones, el presidente debe poder entender que el país se cansó de la polarización y las posturas radicales, porque Galán, Fico, Éder y Char representan liderazgos distintos, alejados de la extrema izquierda y la extrema derecha. Las numerosas votaciones que obtuvieron demuestran que los ciudadanos quieren soluciones y no agresiones y, menos discursos populistas sin resultados que dividen y no aportan, pues entendieron que gobernar como si se siguiera en campaña no es la solución.

Lo anterior demuestra que, en las urnas se premió la eficiencia, los votantes ya no quieren gobiernos desordenados y desarticulados, dedicados a la confrontación a el odio de clases. La elección del domingo 29 de octubre, deja como mensaje que las personas ya no quieren radicalismos y se sienten más identificados con un discurso conciliador, tal y como lo fue el del alcalde electo de Bogotá, Carlos Fernando Galán, quien indicó que “llegamos para impulsar una revolución del orden y el respeto (…) Presidente Petro, este es un mandato claro y le pido respetuosamente que trabajemos para sacar adelante esta primera línea del metro como está planteada, seamos generosos con Bogotá”.

Ahora, en el caso de Federico Gutiérrez (689.519 votos) en Medellín, quien si bien le tendió la mano al presidente y le dijo estar listo para los consensos, le envió un mensaje contundente al jefe de Estado: “El país ha hablado y ahora sí hay un verdadero cambio (…) Presidente Petro, no es momento de más odio y de seguir dividiendo a nuestro país (…) la gente en toda Colombia habló, una gran parte del país ha enviado un mensaje fundamental. Hoy quien fue derrotado fue el odio, la corrupción y el populismo”.

El resultado de las elecciones en gran parte del territorio nacional responden a un claro rechazo a los escándalos que han sacudido al Gobierno, entre ellos los procesos judiciales de Nicolás Petro, hijo del presidente; Juan Fernando Petro, hermano del mandatario; al igual que los de sus alfiles más cercanos como Laura Sarabia y la primera dama, Verónica Alcocer. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *