23 mayo, 2024
Mundo

El puerto ruso de Sebastopol suspende el transporte marítimo tras un nuevo ataque ucraniano

Las autoridades portuarias de Sebastopol, base de la Flota rusa del mar Negro, suspendieron hoy el transporte marítimo tras un nuevo ataque con misiles por parte del ejército ucraniano.

El gobernador de Sebastopol, puerto que se encuentra en la anexionada península de Crimea, Mijaíl Razvozháev, aseguró en su canal de Telegram que las defensas antiaéreas habían derribado el sábado misiles enemigos.

El fragmento de uno de esos proyectiles cayó cerca de uno de los muelles en el norte de la bahía.

Por ese motivo, el gobernador declaró en dos ocasiones esta mañana la alerta de misiles y pidió a los residentes que se cobijaran en los refugios antiaéreos y túneles.

La bahía de Sebastopol divide la ciudad en dos partes entre las que circulan diferentes barcos de mercancías y transporte de pasajeros, y embarcaciones turísticas.

El puerto crimeo ya fue el viernes objeto de un ataque ucraniano con misiles contra el Estado Mayor de la Flota del Mar Negro.

“Como resultado del ataque, el edificio histórico del Estado Mayor de la Flota del Mar Negro resultó dañado”, informó el Ministerio de Defensa ruso.

En los últimos días el ejército ucraniano logró destruir un puesto de mando de la Armada rusa cerca de Sebastopol y alcanzar una base aérea en Saki, al norte de la ciudad portuaria.
Kiev afirma que oficiales rusos de alto rango fueron heridos en ataque contra Sebastopol

El responsable de los servicios de inteligencia ucranianos Kyrylo Budanov sostiene que el ataque de ayer contra el cuartel general del Estado Mayor de la Flota rusa del mar Negro ha dejado nueve muertos y 16 heridos, entre los que se cuentan dos generales rusos.

En declaraciones citadas hoy por la agencia Unian, Budanov dijo que se trata del coronel general Aleksandr Romanchuk, comandante de las fuerzas rusas en la región ucraniana de Zaporiyia, y el teniente general Oleg Tsekov, comandante de las fuerzas costeras 2000 OMSB de la Flota Norte de la Marina Rusa.

El primero de ellos se encuentra en un estado “muy grave”, mientras que el segundo permanece inconsciente, aseguró Budanov, máximo responsable de la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano.

Según anunciaron las Fuerzas de Operaciones Especiales ucranianas este sábado, el ataque fue preparado de tal forma que alcanzó el cuartel del Estado Mayor de la Flota en el momento en el que se estaba desarrollando una reunión de oficiales de alto rango.

Por su parte, la Fuerza Aérea ucraniana ha detallado que el ataque contra el objetivo en Sebastopol, en la península de Crimea, se llevó a cabo con misiles de tipo Storm Shadow.

El Ministerio de Defensa ruso informó el viernes de un ataque ucraniano con misiles que provocó daños en el edificio que alberga el cuartel del Estado Mayor de la Flota del Mar Negro e hirió al menos a seis personas, pero no anunció que hubiera habido muertos.

Rusia asegura haber asestado un duro golpe a la retaguardia ucraniana en el frente sur

Rusia aseguró hoy haber asestado un duro golpe a la retaguardia ucraniana en las regiones sureñas de Jersón y Zaporiyia, donde Kiev ha centrado su actual contraofensiva.

“Como resultado de los ataques hemos causado un considerable daño al sistema de abastecimiento de la agrupación de tropas del Ejército ucraniano en Jersón y Zaporiyia”, aseguró el general Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso, en su parte matutino.

Konashénkov informó sobre una docena de ataques grupales en la última semana con armamento de precisión de largo alcance y de emplazamiento terrestre y aéreo, además de drones de asalto.

Los objetivos destruidos incluirían instalaciones de reparación de blindados y aviones de combate, arsenales de armamento y munición occidental, centros de preparación de unidades de sabotaje y de concentración de mercenarios extranjeros.

De esta forma, explicó, se ha reducido el potencial de recuperación enemiga, ya que también se han destruido parte de sus reservas de misiles de crucero, cohetes para lanzaderas y sistemas de misiles, y proyectiles con munición de uranio empobrecido.

A su vez, el ejército ruso habría repelido entre el 17 y el 23 de septiembre hasta ocho ataques ucranianos en torno a las localidades de Robotine y Verbove (Zaporiyia), donde habrían inutilizado más de cuarenta blindados y vehículos militares, y 35 piezas de artillería. Con EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *