23 mayo, 2024
Mundo

EE.UU. asegura que el paso de Rafah “se abrirá” para permitir la entrada de ayuda a Gaza

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aseguró que el paso de Rafah, entre Egipto y la Franja de Gaza, “se abrirá” para facilitar la llegada de ayuda humanitaria a los palestinos atrapados en el enclave.

“Rafah se abrirá”, afirmó Blinken en declaraciones a los periodistas que lo acompañaban después de reunirse en El Cairo con el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi.

A la espera de una incursión terrestre de Israel en Gaza

Mientras Israel refuerza su presencia militar en el entorno de la Franja e intensifica sus ataques, el jefe del Estado Mayor, Herzi Halevi, garantizó “entrar en Gaza”, donde la situación humanitaria ha colapsado, sin agua potable ni apenas comida, a la espera de una incursión terrestre que tendrá unas consecuencias aún más devastadoras.

El Ejército israelí confirmó hoy que un soldado murió ayer en uno de los ataques con misiles antitanque lanzados desde Líbano hacia Israel contra el puesto militar de Nurit, ataque reivindicado por la milicia libanesa chií Hizbulá.

En la Franja de Gaza se apreciaba una acumulación aún mayor de batallones: centenares de tanques y vehículos militares están apostados en amplias explanadas cerca de la frontera con el norte de Gaza, por donde se prevé que irrumpan las tropas israelíes.

A la espera de esa incursión terrestre, Israel sigue bombardeando indiscriminadamente toda la Franja, no hay rutas seguras para desplazarse y los hospitales están colapsados. En la ciudad de Gaza, donde las morgues no dan para más, hoy se comenzó a enterrar a los muertos en fosas comunes.

En nueve días de guerra, los muertos en la Franja superan los 2.670, la cifra más alta en la historia del enclave -que ya cuenta más muertos que en la contienda de 2014 que duró 55 días- y los heridos suman 9.600.

El presidente egipcio ,Abdul Fattah al-Sisi (d). y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken (i
El presidente egipcio ,Abdul Fattah al-Sisi (d). y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken (i). EFE/EPA/ Egyptian Presidential Office

Blinken quiere llevar asistencia a quienes la necesiten

“Estamos estableciendo, en colaboración con la ONU, Egipto, Israel y otros, un mecanismo para llevar la asistencia a quienes la necesitan”, señaló el jefe de la diplomacia estadounidense, según recoge una transcripción difundida posteriormente por el Departamento de Estado.

Horas después, la cadena estadounidense NBC, que cita a un funcionario palestino, informó que el paso de Rafah se abrirá mañana lunes a las 9.00 hora local, permitiendo el ingreso de ayuda humanitaria.

Además, la cadena estadounidense ABC, que cita a una fuente de seguridad, indicó que el paso se abrirá durante unas horas el lunes, sin ofrecer más detalles.

EFE preguntó a la Casa Blanca, al Departamento de Estado y al Pentágono, pero no obtuvo confirmación.

Estados Unidos había alcanzado un acuerdo con Egipto, Israel y Catar para que ayer sábado se permitiera la salida de la Franja de Gaza a través del paso de Rafah de cientos de extranjeros y palestinos con pasaporte de otros países, incluyendo ciudadanos estadounidenses y europeos.

Sin embargo, después de que el acuerdo se filtrara, las autoridades egipcias anunciaron que no permitirían la entrada a su país de los extranjeros en Gaza si previamente no se facilitaba el ingreso de ayuda para los 2,2 millones de personas hacinadas en la franja.

La ayuda humanitaria, incluidas medicinas para los hospitales en Gaza, se encuentra ahora mismo esperando para cruzar desde Egipto por el paso de Rafah, la única salida del enclave palestino que no está controlada por Israel y que conecta con la península del Sinaí egipcio.

Mientras Estados Unidos, Canadá y otros países intentan evacuar a sus ciudadanos de la Franja de Gaza, las Fuerzas Armadas israelíes parecen estar preparándose para una invasión terrestre, aunque no hay una fecha exacta para esa operación.

No obstante, soldados israelíes aglutinan en la frontera con la Franja y el Ejecutivo ha solicitado a los 1,1 millones de palestinos que viven en el norte del enclave que se trasladen hacia el sur, un ultimátum que ha sido condenado con fuerza por la comunidad árabe y la ONU.

Biden advierte a Israel que volver a ocupar la Franja de Gaza sería un “gran error”

Fotografía de archivo del presidente de EE.UU., Joe Biden. EFE/EPA/Samuel Corum / POOL
Fotografía de archivo del presidente de EE.UU., Joe Biden. EFE/EPA/Samuel Corum / POOL

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió a Israel que volver a ocupar la Franja de Gaza sería un “gran error”, aunque defendió el derecho del Estado judío a ingresar en el enclave palestino para eliminar a los combatientes del grupo islamista Hamás.

Las declaraciones de Biden, hechas en una entrevista transmitida este domingo por la cadena CBS, representan su primer intento público por intentar contener las represalias que Israel ha tomado contra la Franja de Gaza desde el ataque de Hamás el 7 de octubre.

Hasta ahora, Biden había reafirmado su apoyo inquebrantable a Israel y había evitado criticar al Estado judío por el bloqueo impuesto a Gaza, que ha impedido la entrada de agua, alimentos y medicamentos desde el ataque de Hamás, a pesar de las advertencias de la ONU sobre la posibilidad de una crisis humanitaria.

Sin embargo, en la entrevista, el presidente expresó reticencias sobre una ocupación a gran escala de la Franja de Gaza.

“Creo que sería un gran error”, dijo Biden a la cadena CBS en la entrevista grabada el jueves y transmitida este domingo por la noche.

“Lo que sucedió en Gaza, en mi opinión, es que Hamás y los elementos extremos de Hamás no representan a todo el pueblo palestino. Y creo que sería un error que Israel ocupara Gaza de nuevo”, afirmó.

Biden critica que extremistas en Gaza se escuden en civiles

El presidente estadounidense, por su parte, consideró que es necesario “eliminar a los extremistas” que se esconden entre la población civil en la Franja de Gaza.

La Franja de Gaza estuvo administrada por Egipto entre el armisticio de la guerra árabe-israelí de 1949 y la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando Israel se hizo con el Sinaí, Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán sirios.

Israel se retiró de Gaza en 2005. Al año siguiente, Hamás, considerado como grupo terrorista por varios países (incluido Israel, EE.UU. y la Unión Europea), se presentó a las elecciones de 2006 y se hizo con la mayoría de escaños del Consejo Legislativo Palestino.

Ante la amenaza internacional de sanciones, el movimiento islamista aceptó un Gobierno de unidad con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Sin embargo, una violenta lucha en las calles de la Franja entre los simpatizantes de Hamás y los del presidente palestino acabó con la expulsión de estos últimos del enclave.

Hamás comenzó a gobernar de facto en 2007 y, desde entonces, el territorio ha estado aislado y bloqueado por tierra, mar y aire por Egipto e Israel. Además, depende del Estado judío para abastecerse.

El Ejército israelí entró por la fuerza en la Franja de Gaza en 2009 y 2014, pero en ambos casos optó por no permanecer en ese territorio. Con EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *