12 junio, 2024
Política

Duque solicitó que no se autorice el retorno de Colombia a la Unasur

Luego de que el presidente de la República, Gustavo Francisco Petro, anunciara este martes 30 de mayo que buscará que Colombia vuelva a formar parte de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), su antecesor en el cargo, Iván Duque, solicitó que no se brinde el aval a esa decisión del mandatario.

“Para reingresar hay que hacer todo el trámite de ley en el Congreso y de control en la Corte Constitucional. Ojalá nuestras instituciones estén a la altura e impidan que Colombia sea cómplice del sátrapa que ha arruinado a todo su pueblo (sic)”, expresó a través de su cuenta oficial de Twitter.

Recordó también que fue durante su administración que se tomó esa decisión ya que ese organismo, que fundó el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, respalda al régimen en el país hermano.

“En 2018 retiramos a Colombia de UNASUR por ser un organismo servil a la Dictadura de Maduro. Ese proceso se perfeccionó en 2019 (sic)″, agregó.

Sin embargo, en la cumbre de presidentes de la región que convocó el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el actual mandatario colombiano indicó que el país regresaría a ese organismo.

“He decidio reintregar el país a la Unasur ratificando el tratado aprobado por el Congreso a través de ley”, trinó.

Petro, además, sugirió que ese organismo lleve otro nombre: “He solicitado que se llame Asociación de Naciones Suramericanas para garantizar el pluralismo y la permanencia en el tiempo (sic)”.

Cuando en su momento Duque anunció la decisión del retiro de Colombia de la Unasur, señaló que el bloque, formado en Brasil en 2008, fue creado “para fracturar el sistema interamericano” y agregó que este sirvió de “comodín” para “los propósitos de una dictadura”.

Duque manifestó entonces que ese organismo “nunca” denunció los “atropellos” del Gobierno de Maduro y que tampoco “ejerció” su deber de garantizar que esas acciones no “constituyeran la eliminación de las libertades de la ciudadanía”, por lo que lo considera el “más grande cómplice de la dictadura de Venezuela”.

Por esa razón creó un año después, junto al entonces presidente de Chile, Sebastián Piñera, el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), que buscaba reemplazar la Unasur.

Pero para el expresidente del actual Senado de Colombia Roy Barreras este anuncio es positivo porque más allá de la controversia política que provocó el anuncio de Petro, la integración entre los países suramericanos brindará beneficios a todos ellos.

“Unasur junto con Alianza Pacifico han sido los escenarios de concertación más eficaces en términos de programas y trabajo interministerial entre todos los diferentes espacios de integración latinoamericana. Bienvenida su reactivación! Liderazgo en acción (sic)”, expresó en Twitter.

Crisis de la Unasur

La Unasur entró en crisis en 2017 cuando los doce países miembros no pudieron ponerse de acuerdo sobre un nuevo secretario general, situación que se agravó por las posiciones encontradas sobre la crisis venezolana.

Entre 2018 y 2020, diversos Estados latinoamericanos, entre ellos Argentina y Brasil, gobernados entonces por presidentes alineados a la derecha, decidieron salir del bloque, al asegurar que estaba ideologizado, por lo que la Unasur, en la que solo permanecieron Guyana, Surinam, Bolivia, Venezuela y Perú, quedó desactivada en la práctica.

Este año, Argentina y Brasil anunciaron su regreso al organismo y a principios de abril, las autoridades de ambas naciones se reunieron en Buenos Aires para abordar los desafíos para reactivar la Unasur.

El desafío, de acuerdo con los analistas, será tener un bloque que pueda sobrevivir a los cambios políticos y la inestabilidad de la región, ya que aunque la mayoría de los presidentes actuales en Suramérica son de centro o izquierda, no existe garantía alguna de que la situación permanezca de esa forma.

Esto quedó de manifiesto en mayo con el éxito de la derecha chilena en una votación para elegir a los miembros de una comisión para redactar una nueva constitución. Dicho éxito se produjo después de que los votantes rechazaron un borrador con tendencia de izquierda para reemplazar la carta magna que implementó el país durante la dictadura.

Un cambio similar a la derecha también es posible en Argentina, tomando en cuenta que el mandatario actual Alberto Fernández no buscará reelegirse este año ante una inflación desbordada. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *