13 junio, 2024
Política

Claudia López reconsidera propuesta de Petro sobre tarifas de transporte y habla de «populismo y politiquería»

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López Hernández, reversó este martes el aval que tácitamente le dió la vispera a la propuesta del presidente Gustavo Petro sobre el pago de la tarifa del transporte urbano a través del recibo de la energía eléctrica.

A través de su cuenta en la red social X, advierte en primera instancia que «el transporte público es un servicio esencial y necesita varias fuentes de financiación que estamos analizando para responder a la propuesta del Presidente».

Y luego precisa: «Pero para evitar la politiquería engañosa en tiempos de campaña hay que ser claros: no hay tarifa cero ni trasnporte gratis. Todo se paga con impuestos o contribuciones».

La alcaldesa añade que «de hecho lo que está proponiendo el Presidente es crear una especie de nuevo impuesto cobrado a través de las facturas de energía para cubrir los costos de operación del transporte público».

La mandataria Distrital precisa que de lo que se trata en el debate abierto es de lograr menores costos y más eficiencias, con múltiples formas de cofinanciación, para poder reducirle el gasto de su ingreso en transporte a quienes menos tienen y más usan el transporte público, como las mujeres y los estudiantes, a la vez que ofrecemos mejor cobertura y mayor calidad para incentivar a quienes aportarían más recursos, pero hoy no usan el transporte público, como las personas de más altos ingresos.

Y concluye: «Gratis no hay nada. Todo lo pagamos con impuestos y contribuciones. Así que bienvenida la discusión y las propuestas, pero sin populismo y politiquería engañosa».

Sobre lo que afirma este martes la alcaldesa Claudia López y lo que escribió la víspera, hay diferencias.

Esto dijo ayer:

Buena idea Presidente! En Bogotá nos ofrecemos a precisar los números y hacer de piloto.

En todo caso no es viable pagar todo el transporte público con una sola fuente.

Si fuera la energía, la «pequeña cuota» sería en promedio de $200.000 mensuales adicionales para cada hogar. Imposible. Hay que combinar varias fuentes: del gobierno nacional, los gobiernos locales, y los hogares.

Lograr acceso universal en el transporte público ya está definido por Bogota
como meta a lograr al 2030, pero si la podemos anticipar mucho mejor!
Vamos a hacer los cálculos con diversas fuentes, partiendo de cumplir los compromisos que hicimos en su Plan Nacional de Desarrollo, más lo que contempla el Plan de Movilidad Sostenible y Segura de Bogotá Región, y le hacemos una contrapropuesta concreta para que empecemos desde ya!.

Y esta fue lo que propuso el presidente Petro:

«Una idea para las ciudades con transporte público masivo: ¿y si pagaramos a través de una pequeña cuota en la factura de la luz el transporte público cada mes y nos diera derecho a subirnos en cualquier bus todos los dias y durante el tiempo que sea?

Sería aparentemente, y realmente para muchos, un transporte gratuito, y su pago real estaría distribuido en toda la sociedad de las ciudades respectivas con el peso que se le da a los estratos en las facturas.

Se podría establecer fácilmente un subsidio al transporte para estratos débiles económicamente, se acabaría la evasión en el sistema. Los pudientes, a lo mejor no usarían el transporte público pero subsidiarían a los menos pudientes.

Las estaciones serían mucho más fluidas por ausencia del control de la tarjeta. No moriría gente evadiendo los controles. No habría déficits monumentales en las finanzas del transporte público. Con RSF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *