13 junio, 2024
Política

Álvaro Uribe tildó a Juan Manuel Santos de “solapado y mentiroso” por los falsos positivos

La relación de los expresidentes Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos se deterioró hace algunos años. Santos, quien precedió a Uribe en la Casa de Nariño, ha acusado a su antiguo jefe de ser el principal promotor de los falsos positivos, asesinatos extrajudiciales cometidos por las Fuerzas Armadas contra campesinos y personas ajenas al conflicto armado, para presentarlos como guerrilleros de las Farc muertos en combate con el fin de recibir ascensos y remuneración económica.

Uno de los tantos ataques entre los ex jefes de Estado se dio en la mañana de este martes 5 de septiembre, cuando Álvaro Uribe tildó de mentiroso a Juan Manuel Santos, quien fue el ministro de Defensa durante su administración, cuando se cometieron los falsos positivos. A través de su cuenta de X (antes Twitter) Uribe dijo: “Santos solapado y mentiroso, según (Humberto) De La Calle me excluyó de la JEP para ‘protegerme por falsos positivos’”.

Según el exmandatario, Juan Manuel Santos constituyó la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sin tenerlo en cuenta porque su supuesta responsabilidad en los asesinatos extrajudiciales acarrearía consecuencias judiciales. Uribe negó su responsabilidad en esos casos y que por el contrario apartó del Ejército a los responsables de los asesinatos extrajudiciales.

“Recordará el mentiroso (Juan Manuel Santos) que solamente en octubre de 2008 me llevaron un informe sobre militares presuntos responsables. Por mi iniciativa a las 7 horas los desvinculé”, agregó Uribe Vélez.

No conforme con tildar al nobel de paz de solapado, Uribe insinuó que su sucesor en la presidencia de Colombia gobernó para sus amigos y saboteó proyectos sociales como el de Argos, de sembrar árboles maderables en los Montes de María.

“Yo no goberné con amigos sino con la ley. Lástima que la maledicencia y el Gobierno Santos hubieran truncado el plan de Argos de sembrar 40 mil hectáreas de maderables en los Montes de María. Era una gran fuente de empleo y de ingresos después que de allí sacamos a paramilitares y guerrillas”, concluyó Uribe Vélez.

¿En qué consistía el proyecto de Argos?

Entre 2005 y 2012 la cementera colombiana Argos compró 6.600 millones de hectáreas de tierra en los Montes de María a través de terceros por cuestionables precios de $300.000 por hectárea y posteriormente vendieron la tierra hasta 11 veces más caras.

Todo eso hacía parte de un proyecto social en el que la empresa del sector de la construcción, que tenía como objetivo reforestar varias hectáreas con árboles maderables con el objetivo de generar progreso entre los habitantes de la subregión que abarca municipios de Bolívar y Sucre.

Sin embargo, aunque la empresa pintara sus acciones de buena fe, la justicia colombiana determinó que la ‘compra masiva’ de tierras en realidad fue parte de un desplazamiento masivo y sistemático de los campesinos de esa subregión, quienes fueron coartados por grupos armados ilegales, como los paramilitares, para que vendieran sus tierras a precios bajos a cambio de no atentar contra su vida.

Lo anterior fue corroborado por las decenas de sentencias contra Argos para que devolviera las tierras a los campesinos de los Montes de María. Información dada a conocer por el director de la Agencia Nacional de Tierras, Gerardo Vega, quien publicó una serie de sentencias contra de la cementera por desplazamientos masivos en el marco del proyecto.

“Las sentencias contra Argos resaltadas en amarillo son las que ordenan investigar a la junta directiva por otros presuntos delitos y ordenan restituir las tierras. En Montes de María, Argos no probó la ???????????????????? ???????? ???????????????????????? ???????? ????????????????????, por lo que no se ordena ninguna compensación a su favor. Deben restituir la tierras y punto”, dijo Vega.

El presidente Gustavo Petro también se pronunció al respecto en medio de un acto de restitución de tierras en el corregimiento de El Salado, en El Carmen de Bolívar, y dijo: “Las decisiones judiciales de restitución de tierras que se han proferido en ningún momento han concluido que se generaron desplazamientos ni despojos por parte de Argos. La organización siempre obró de buena fe y nunca se opuso a los procesos de restitución”.

Al respecto, el expresidente Álvaro Uribe indicó que a Argos la confundieron con desalojadores de tierras: “Indudablemente es un país que uno puede comprender no sólo por su inmensa desigualdad social, no solamente por su ausencia de democracia, sino por el enorme acumulado de codicias. Por ejemplo, en una empresa como Argos, se aglutinó para no entregar las tierras que había despojado”, dijo. Con Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *